Hablando de energías.

fuelcell

Actualmente pareciera que los problemas políticos, la globalización y muchos otros asuntos fueran lo mas importante, y no deseo minimizarlos, definitivamente, son importantes, sin embargo existe un gran problema que es sumamente importante y que pareciera que ignoramos, pues bien, vivimos en un mundo que se mueve en base a la energía, y tristemente nos hemos hecho dependientes del medio de producción de energía mas escaso y también mortal, los hidrocarburos. Ahora bien, revisemos la escena mundial y notemos que los yacimientos están escaseando y por ende se está encareciendo, basta ver a naciones poderosas invadir a otras mas débiles para conseguir hidrocarburos.

Discutir problemas puede ser divertido, pero más que divertido, encontrar soluciones es importante, y ¿como podemos solucionar nuestros problemas de energía actuales? (tomando en cuenta que el presente se escribe a principios del año 2005). Pues bien, existen varias alternativas como fuentes de energía, tenemos la solar, la eólica, la nuclear y ahora la tan prometedora esperanza basada en el hidrogeno.

Las esperanzas son bonitas, sin embargo, no podemos obtener energía de ellas, especialmente si revisamos cuan factibles son en realidad. Siendo aun más específicos, ¿cuál de estas fuentes de energía es realmente renovable?, ¿cuál  de estas fuentes es tiene un menor costo de producción y es técnicamente viable a corto plazo?

Sobre la energía solar.

Mucho se ha hablado de este tema y poco realmente es lo que puedo añadir. Es una fuente limpia y parece que siempre estará ahí, así que hasta podríamos considerarla renovable al menos por unos cuantos millones de años mas. Eso me recuerda el curioso comentario de cierto individuo de Green Bay que decía: “la energía solar es mala idea porque nos hace dependientes, no solo de otro país, sino de otro planeta y no sabemos si los sunarianos, solarianos o como gusten llamarlos, nos podrían cortar la producción o si nos elevarían los costos como lo hacen los árabes. Además todos sabemos que allá en el sol utilizan energía nuclear, y la energía nuclear es peligrosa, ¿como sabemos que no les puede pasar algo como lo que paso en Chernobyl?, es mas ellos ni siquiera nos hablan hoy día, ¿creen que nos van a avisar si algo así sucede?”. Si nos basamos en los comentarios de este personaje, podemos decir que la energía solar es realmente mala, sin embargo, el problema no esta en el en la fuente (el sol) como mencionaba el “GreenBayriano” sino en el medio, es decir en los aparatos que utilizamos para transformar los rayos solares en energía utilizable.

Actualmente el rendimiento de las células fotovoltaicas en el mercado ronda el 13%. Pero se hacen células —para los satélites espaciales, para coches solares de competición— con hasta el 25% de eficiencia. En el Instituto de Energía Solar (en Madrid, España) tienen el récord mundial de célula de mayor rendimiento: convierte en electricidad el 26,2% de la luz que recibe del sol. Muy probablemente con el tiempo, estas supercélulas llegarán al mercado a un precio razonable. Además aseguran expertos reconocidos que bastaría un 25% de eficacia en las células solares para que la energía solar despegara del todo. Mientras eso ocurre, seguiremos buscando.

Sobre la energía eólica.

Definitivamente la energía eólica es el método de producción de energía que mejor define el término renovable, sin embargo nuevamente, todo tiene que verse con ojos realistas y la energía eólica tiene el mismo problema que la solar, el medio, los aerogeneradores actuales requieren espacios muy, muy amplios de terreno y su producción de energía es bastante pobre si tomamos en cuenta su relación costo/beneficio. Además de que producen contaminación acústica y las obras de instalación incluyen el paso de camiones  cargados con piezas metálicas prefabricadas de más de de 30 metros de longitud que tienen alcanzar las cimas de las montañas, punto muy importante para algunas comunidades que se aprecian de conservar sus paisajes.

De la energía nuclear.

Si analizamos correctamente las fuentes de energía, en verdad no encontraremos una que tenga una relación costo/beneficio y una viabilidad técnica a corto plazo mejor que la energía nuclear. Normalmente las personas cuando piensan en plantas nucleares piensan igual que el personaje de Green Bay que comenté anteriormente, piensan en Chernobyl, sin embargo siendo objetivos, ¿dejaremos de usar aviones actuales, porque los aviones de los años 50 o 60 eran inseguros?

La radiación, bueno, aquí definitivamente debo citar las palabras del físico chileno Claudio Tenreiro, quien simplemente pregunta “¿has escuchado algo de la radiación cósmica?, o ¿de la radiación natural?, o ¿de las playas de hermosas arenas blancas con una radiación de fondo, cuya dosis anual, supera la internacionalmente permitida, para cualquier trabajador asociado a instalaciones nucleares?, ¿sabes de que depende la temperatura del planeta?”.

El verdadero punto de debate son los residuos radioactivos, los defensores de la opción nuclear abogan por almacenarlos mientras se encuentra una tecnología para destruir los residuos limpiamente, pero la realidad es, mientras tanto, ¿en donde los guardamos?, ¿qué le heredaremos a las generaciones futuras?

Sobre el Hidrogeno.

Existen muchos libros, artículos de revistas, y sitios Web promoviendo la idea de una economía basada en el hidrogeno. Promueven las ventajas de creaciones de empleo y de no ser dependientes del petróleo. Lo ven como una solución global al sobrecalentamiento y la contaminación. Uno de los libros más populares al respecto sugiere que los beneficios incluyen la redistribución del poder político. Dicho lo anterior no invertiré tiempo en hablar bien del hidrogeno, basta dar un vistazo por Internet para enterarse de cuanta fe se tiene puesta en el hidrogeno. Lo que realmente debemos revisar son las posibilidades actuales y lo que hay por hacer.

La idea de la economía basada en el hidrogeno tiene tres grandes problemas. Esta no funcionará si estos problemas no son resueltos. Como un taburete de tres pies, la economía basada en el hidrogeno no funciona si algunos de estos problemas continúa.

Problema 1, no existe un buen método para generar hidrogeno. El petróleo y el gas natural son fuentes potenciales de hidrogeno, pero implican un costo muy elevado, y carece de sentido el desarrollar una enorme infraestructura que dependa de recursos tan fácilmente agotables. El carbón es una potencial fuente de hidrogeno también, pero la pobre eficiencia de la energía generada y el daño al ambiente lo eliminan. La electricidad, derivada del sol o el viento, es otra fuente potencial de hidrogeno. El mejor método de producción de hidrogeno es mediante utilizar la electricidad para reemplazar el combustible fósil utilizado actualmente para generar electricidad.

Problema 2, no existe un buen método de almacenamiento y distribución del hidrogeno. El hidrogeno debe convertirse a estado líquido o ser compreso para poder ser utilizado. Los tanques de hidrogeno son muy caros y pesados. La conversión del hidrogeno a estado líquido o su compresión requieren considerables cantidades de energía. El metano, etano, propano, etanol y hasta la gasolina son mejores opciones como portadores de energía. Movilizar el hidrogeno vía tubería o auto transportes es bastante impráctico.

Problema 3, los vehículos que funcionan con energía de hidrogeno son asombrosamente caros y no funcionan bien. Un vehiculo aceptable requiere ser económico, ligero, eficiente y de larga duración. Las celdas de hidrogeno supuestamente harán esto posible. A pesar de la intensa investigación que se ha realizado, las celdas de hidrogeno no son económicas, ni ligeras, ni eficientes ni de larga duración. El costo de un automóvil equipado para funcionar con energía de hidrogeno puede igualar o superar a uno de celdas de combustible ó eléctrico en cada caso, incluyendo las emisiones.

¿Y que hacer entonces?

Primero que nada requerimos mejorar por mucho las técnicas utilizadas en todos los medios de generación de energía alternativa, en otras palabras, se requiere mayor inversión en investigación científica aplicada a las energías alternativas. Ahora bien, ¿porque no mezclar técnicas?, por ejemplo digamos que la opción mas viable fuera el hidrogeno, como ya vimos generar hidrogeno requiere grandes cantidades de energía, así pues ¿porque no utilizar por ejemplo un generador nuclear para proporcionar la energía necesaria para generar hidrogeno?, esto de hecho no es nuevo, se viene discutiendo en la World Nuclear Association desde el año 2003. En Canadá se viene trabajando con la mezcla de energía solar e hidrogeno. En fin, hay un mundo de trabajo que hacer en cuestión de investigación, y realmente debemos darnos prisa, porque solo nos quedan algunos años más de hidrocarburos.

Otra cosa que podemos hacer es estar pendientes de lo que ocurra en el International Hydrogen Energy Congress and Exhibiton [1] que se llevara a cabo del 13 al 15 de Julio del 2005 en el Istanbul Lutfi Kirdar Convention Centre en Turquía donde se discutirán todas la investigaciones realizadas. Esperemos que dicha reunión sea productiva y que los gobiernos de las naciones decidan invertir mas presupuesto en investigación científica para la generación de energías alternativas.


Notas y actualizaciones.

1. Recientemente (Julio 2007) se celebró el II International Hydrogen Energy Congress and Exhibiton.

Basilio Briceño

DevOps evangelist, SoftwareLibre activist, sometimes speaker & eclectic metalhead.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>